Estamos de Paso

En las vísperas de mi cumpleaños, te comparto lo más importante que aprendí estos años.

1. Estar bien y en PAZ conmigo mismo es lo primero, aunque se lea egoísta, difícilmente podés darte para el otro, si no estás bien. Ejemplo claro es lo que nos enseña la Azafata de un avión para salvar a nuestro hijo en caso de una dura turbulencia, primero ponernos nuestra mascarilla para luego asistir a nuestro hijo.

2. Mi familia son mis cimientos, de ahí empecé a construir para arriba. Sin eso, para mí era imposible.

3. Definir objetivos REALES. Me planteo objetivos y dentro de ese objetivos, millones más pequeños que hacen al mayor y así día a día, Sin Atajos, se llega.

4. Permitirse equivocarse y tener la humildad de perdonarse, para luego arrancar otra vez. Uuuu este es tremendo y me cuesta un montón.

5. Descansar es obligación. Esto lo aprendí en un trabajo tiempo atrás, fueron años de no parar, dejé todo y lo creía algo positivo. Pero con el tiempo, se fue todo al “infiernillo”. Ahí entendí que es calidad más que cantidad. El que trabaja más de la cuenta algo mal está haciendo.  El 24/7 no existe.

6. Premiar los logros, este punto es lo más, tomarse un vino, dos o tres y un fernet en el medio, El punto es festejar cuando algo salió bien, luego seguir, pero en ese momento, festejar en grande con o sin vino! Da igual!

7. Estar bien física y espiritualmente, en lo q vos creas, energías, vahalla, pinocho o lo q sea. Yo en Dios, corta la bocha. Físicamente es clave, comer bien y hacer algo de ejercicio, pensás mejor.

8. Cabeza y corazón, una persona con actitud y sin cabeza es un peligro y otro con cabeza y sin corazón, se está perdiendo lo mejor! Analizar y pensar las cosas más de una vez, tampoco quedarse regulando, es una línea delgada que la aprendes a los golpazos.

9. Escucha música, baila todo lo q puedas, y reíte, reíte que hace bien, también llora, si, llora que las lágrimas te limpian todo, pero no te olvides de REIR, y si no tenés con quién, Googleá un stand up o mira los simuladores.

10. Agradece todo el tiempo y todas las cosas, siempre, y no dejes de abrazar. ¡El abrazo lo es todo!

11. Estamos de paso. No lo leas trágico q no está escrito así, por el contrario, saber esto a mi me hace reveer los puntos anteriores.

Compartir
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *