La Vida es una Cruzada

Me acuerdo de ese día como si fuera hoy, me levante sabiendo que el mundo era mío, pero en un instante, la vida me dio un cruel e inesperado trompaso al mentón, me quede sin mi herramienta de trabajo, mi dron. El viento hostil de la Patagonia me sacudió el dron al fondo del mar. Toda la seguridad que tenía esa mañana se me había volado junto con el dron.

Incertidumbre, negación, todas las etapas que un duelo suele tener, aún en cosas materiales. Ni siquiera una lagrima pude soltar, estaba desauseado, no tenía forma de comprarme otro dron,  ni siquiera poder financiarlo, ya que no estaba generando absolutamente ni un peso, solo estaba sobreviviendo o mejor dicho, invirtiendo en mi proyecto.

De esas historias tengo miles, mi vida es una cruzada constantemente, llena de ráfagas de viento, de tormentas, momentos que decís: “Acá morí”.

Me he fundido en casi todos los emprendimientos que armé, y aún no logro vivir de esto que me apasiona. He fracasado miles de veces, como hijo, hermano, novio y contando.

Así y todo, me siento la persona más rica del mundo, la persona más privilegiada. Es que todas estas cosas nos hacen crecer, nos llenan de sabiduría, nos abren los ojos.

Un gran amigo hace poco escribió: “VIVIR, QUE ME INTERESA MAS QUE SER FELIZ”

La vida es una cruzada, tiene miles de obstáculos, hoy una PANDEMIA, mañana otra cosa. Nosotros tenemos el control de CÓMO encarar lo que nos pasa, reinventarnos, aprender, o morir.

Y no, pará, no todo es una cruzada, así como tengo miles de obstáculos tengo millones de alegrías, como cuando vino Ale de Assist Card  y me compró un dron, cuando conseguí 3 motos diferentes en un año para seguir documentando Argentina, cuando me llamó un amigo que hace años no veía, Tono querido.

La vida es una cruzada y depende de vos cómo vas a reaccionar en los momentos más duros, si volves a tu casa porque te quedaste sin moto, o seguís en bici. Si te quedas llorando eternamente lo que perdiste o aprendes a soltar o convivir con ello, la vida es una bendita cruzada: “Vivir, que me interesa más que ser feliz”. 

Compartir
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *