Las Ruinas de Shincal, la Cuesta de la Chilca, la Cuesta de los Mineros y Andalgalá, Catamarca.

Catamarca, un lugar con una variedad de parajes INCREÍBLES. Por un lado Es uno de los sitios arqueológicos más importantes del país. Se respira historia en cada rincón. Por el otro, unas cuestas que te atrapan con su belleza natural.

 

 

¡Todo lo que tenes que saber de este increíble recorrido acá!


Hola viajero, a continuación, te comparto todo lo que tenes que saber para viajar y conocer del “Las Ruinas de Shincal, la Cuesta de la Chilca, Cuesta de los Mineros y Andalgalá” en Argentina.

Sin dar vueltas, aquí va toda la información y TIPS de mi recorrido.

 

Las Ruinas de Shincal.

Es uno de los sitios arqueológicos más importantes del país. Digno de ver y apreciar. Se respira historia y acá si tenes un tour armado que no dura más de 2 hs.

Las Ruinas de Shincal se ubican a unos 6 km al noroeste de la pequeña ciudad de Londres, unos 25 km al sudoeste de la ciudad de Belén, y a 307 km de San Fernando del Valle de Catamarca. Se llega desde Londres, saliendo de la Ruta 40 hacia el oeste por la Calle 9 de Julio.

Es importante que sepas que Belén, tiene todos los servicios, incluso combustible. El camino es sencillo y llano.

El terreno en el que se halla emplazado el Shincal es un pequeño valle de la precordillera de los Andes, en el sector llamado Sierra de Quimivil.

El Shincal de Quimivil, fue declarado Monumento Histórico Nacional, en 1997. En esa plaza principal, hace 500 años, se reunían para los rituales del Inti Raymi, más de 15 mil personas. 

El Shincal le debe su nombre al Shinqui, un arbolito que era tan abundante en la zona, que mantuvo a las ruinas ocultas durante años hasta que fueron descubiertas por los arqueólogos. Funcionó entre 1470 y 1536 como el centro administrativo, religioso y político de la región sur del imperio, conectado con Cusco por medio de Qhapaq Ñan, el camino del inca. 

En sus ruinas, se observa el estilo arquitectónico inconfundible de los incas y un diseño urbano muy similar al que tenía Cusco por aquellas épocas.

La ciudad está recostada sobre un valle, a los pies de la cordillera, donde se destaca la Aukaipata, la gran plaza intramuros. Está rodeada por cuatro pequeñas montañas, tan pequeñas que les construyeron una escalera hacia la cima. Cada una apunta a un punto cardinal. La del norte y la del sur, funcionaban como Atalaya o miradores para defensa. Las restantes estaban destinadas como lugares de divinidad.

 

 

 

 

 

Cuesta de la Chilca, Cuesta de los Mineros, Andalgalá y sus dulces Gaznates.

 

A 171 km por la RP1 desde San Fernando del Valle de Catamarca camino a Andalgalá, pasas por la Cuesta de la Chilca, que es para variar, increíble. Lo hice en moto muy despacito, en auto se puede, pero no se fíen de la cantidad de km. En horas, no es lo mismo hacer esos 170 km. La ruta es por una cuesta. Es un camino que te lleva la mitad del día, más si vas tomando fotos.

Después encaré Andalgalá. Como todo el territorio catamarqueño, este lugar vivió siglos de ocupación aborigen, que a la llegada de los españoles se concentraban en las tribus calchaquíes. Hay varios museos los cuales se pueden visitar para ver y aprender sobre estos aborígenes, además de una rica vegetación gracias a sus características climáticas. 

Una vez situado allí, me fui para otra cuesta, la Cuesta de los Mineros.

En la cuesta de los mineros me enseñaron qué, y cómo era la piedra rodocrosita, impresionante. Esta piedra la usan en collares muy elegantes que valen mucho.

De tanta charla con Lilia, la Sra. que maneja el hospedaje de allí, baje la Cuesta de los Mineros de noche. Locura y peligro. No lo hagan.

En Andalgalá conocí a mi amiga, una viejita encantadora, La Telma, conocida por sus dulces llamados gaznates… riquísimos! Me tome mates y me contó su historia, que fue más rica que el gaznates por cierto.

 

Otros destinos dentro de Catamarca que son IMPERDIBLES, y sobre los cuales les puedo contar cómo recorrerlo en base a mis experiencias son: Campo de Piedra Pómez, Antofagasta y Antofalla La Ruta de los SeismilesCuesta del Portezuelo, los Túneles de la Merced, el Rodeo y las JuntasDunas de Tatón Belén, Ruta del Adobe.

 

 

 

¡Viajen, y si es por Argentina mejor!

Compartir
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *