Salta y su Folklore.

La provincia de Salta está encantada, y a lo largo de toda su geografía armoniza de manera perfecta el altiplano, cerros, y valles, logrando el turista disfrutar de distintos lugares todo el año.

A sus bellezas naturales le suma la cultura y diversidad de sus habitantes, llenos de tradiciones y costumbres (entre ellas, el Folklore y sus empanadas) que encandilan a todo aquel que la conoce.

 

 

¡Todo lo que tenes que saber de este increíble recorrido acá!


Hola viajero, te comparto todo lo que tenes que saber para viajar y conocer Salta.

Sin dar más vueltas, aquí va toda la información y TIPS de mi recorrido.

 

 

El Tren a las Nubes.

Tren a las Nubes nace en el año 1972 como emprendimiento ferroturístico. Es reconocido por brindar paisajes únicos y exclusivos en el mundo, está ubicado estratégicamente en la localidad de San Antonio de los Cobres (a 165 km de Salta Capital por la RN 51).

Actualmente, es visitado por miles de periodistas, comunicadores (o medios de comunicación) y turistas nacionales e internacionales; estos lo describen como una experiencia inolvidable, ya que durante su recorrido se atraviesan las obras más imponentes de la ingeniería del siglo pasado.

Además, permite maravillarse con sus pintorescas y rústicas regiones, conociendo sus distinguidas artesanías, museos, y su deliciosa gastronomía autóctona.

El Tren a las Nubes se encuentra a 4.220 m.s.n.m. y cuenta con rigurosos estándares de calidad y seguridad internacionales. Tiene una capacidad para 468 pasajeros y alcanza una velocidad máxima de 35 km/h en un recorrido de 434 km (entre ida y vuelta).

La altura de las vías llegan a los 4220 msnm, convirtiéndolo en el tercer tren más alto del mundo.

Se aborda en la localidad de San Antonio de los Cobres y desde allí se realiza el recorrido hasta el Viaducto la Polvorilla. Luego de un rato que te dejan para sacar fotos y mirar el paisaje en el Viaducto, se pega la vuelta.

Según cuenta la leyenda, entre los pobladores de la zona, es el intermediario directo entre la tierra y los sueños. Es el responsable de que la Puna salteña se fusione con el cielo.

El recorrido del tren, es un viaje único y especial que combina sus servicios en dos tramos: Ruta nacional 51, con paradas fotográficas en puntos panorámicos de sitios “detenidos en el tiempo” para luego embarcar en la mágica experiencia del Tren a las Nubes, que se manifiesta en todo su esplendor al arribar al imponente viaducto en la precordillera de los Andes.

No solo se combinan paisajes y sensaciones, sino también conocer pueblos detenidos en el tiempo en armónica convivencia con la montaña.

El recorrido en tren desde San Antonio de los Cobres es el siguiente: es de una hora hasta el Viaducto, donde se atraviesa la obra más imponente de la ingeniería del siglo pasado. Luego de 30 minutos se inicia el regreso a San Antonio de los Cobres desde donde los pasajeros regresarán a la ciudad de Salta.​

El tren cuenta con servicios tales como coche comedor, consultorio médico, audio, video y guías bilingües.

Para los que le tienen un poco de miedo a las alturas, el servicio garantiza asistencia médica en carretera y a bordo del Tren a cargo de personal del SAMEC, seguimiento vía carretera de camionetas 4×4, cobertura médica en caso de imprevistos para cada pasajero, seguridad privada y una ambulancia que acompañan al tren.

 

El tren ofrece 2 servicios, con precios diferentes:

  • Autobús – Tren – Autobús:

Incluye salida en autobús desde la ciudad de Salta, recorriendo por la RN 51 la localidad de Campo Quijano (donde hay una parada fotográfica); por el Viaducto el Toro (donde hay otra parada fotográfica); por la formación Geolológica Yacoraite; y Gobernador Solá, hasta llegar al paraje El Alfarcito, donde se sirve desayuno y se hace parada más larga para visitar museo, iglesia y puestos de artesanía. Luego el viaje continúa por la Quebrada de las Cuevas y después la llanura de Muñano para llegar a San Antonio de los Cobres.

Allí, los viajeros se trasladan a la Estación de Trenes donde se embarcarán en el Tren a las Nubes que los llevará al Viaducto la Polvorilla.

Al regreso del tren, se hace una parada más larga en San Antonio de los Cobres, momento en el que se puede almorzar o visitar el pueblo. Hecho esto, se regresa a Salta en bus con una única parada más en Santa Rosa de Tastil. Allí podrán visitar el Museo de Sitio y comprar distintas artesanías y productos locales en el Centro de Artesanos de la comunidad. Luego de la visita se continuará el regreso hasta la ciudad de Salta.

  • Tren:

También se ofrece un recorrido turístico solo en tren, para el cual los pasajeros deberán desplazarse por sus propios medios hasta la estación San Antonio de los Cobres para abordar el tren.

 

La excursión dura casi todo el día (desde que salís de Salta Capital hasta que volvés). Por eso vas a tener que quedarte a dormir en Salta. Hay varias opciones, para todos los gustos y bolsillos, la oferta es bastante grande (hoteles, hostels,…). Podés buscar un lugar por AirBnb o Booking.

En San Antonio de los Cobres, por el contrario, no hay mucha oferta de alojamiento.

 

 

Cerro San Bernardo.

Este emocionante viaje permite contemplar una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad de Salta y el Valle de Lerma.

El Teleférico San Bernardo es una de las maneras más divertidas de conocer la ciudad de Salta. 

 

 

San Bernardo es el cerro emplazado al este de la ciudad de Salta, en la provincia homónima, norte de la República Argentina.

Junto al cerro 20 de Febrero que se encuentra hacia su lado norte, fueron declarados Reserva Natural Municipal.

Su cima se eleva a una altitud de 1472 msnm y a sus pies, a 1187 msnm, se emplaza la ciudad de Salta, capital de la provincia. Respecto a la ciudad, el cerro tiene una altura de 285 m.

A tan sólo 1 km al este de la plaza central (Plaza 9 de Julio) de la ciudad de Salta, el cerro San Bernardo.

Hace millones de años, el cerro San Bernardo estuvo sumergido bajo el mar. Se formó, junto con los Andes, en la era Paleozoica. En las rocas de las laderas es posible encontrar fósiles marinos.

Desde la ciudad, puede accederse hasta su cima por tres vías:

  • Ruta pavimentada: a través de la Ruta Provincial 107 que parte del barrio Portezuelo, y tras 2 km de recorrido llega hasta la cima del cerro (punto panorámico). Esta ruta sirve de acceso también al cerro 20 de Febrero, situado más al norte junto al San Bernardo. Sirve para hacer el recorrido en auto, moto, bici, corriendo o caminando. Es de baja dificultad (bastante corto y no tan empinado).
  • Una escalinata de piedra: la cual comienza en el Museo de Antropología (detrás del Monumento al Gral. Martín Miguel de Güemes). Consta de 1021 escalones.
  • Teleférico: El teleférico, parte desde el Parque San Martín, en la intersección de las avenidas San Martín e Hipólito Yrigoyen. Cubre una distancia, en oblicuo, de 1046 metros. El recorrido de ascenso o descenso se hace en unos 8/10 minutos. Cuenta con 20 góndolas, capaces de transportar unas 300 personas por hora. Está abierto todos los días de 10 a 19:45.

Una vez allí el espectáculo es rico en paisajes y perspectivas.

En la cima, la arquitectura armoniza con el paisaje y la abundante vegetación. Las terrazas y balcones del complejo construidas con las piedras del cerro regalan maravillosas panorámicas.

Desde allí podemos observar los caminos a Cafayate y a Campo Quijano, el estadio Mundialista y las afueras de la ciudad. Las cúpulas de las iglesias, La Merced, San Francisco, San Alfonso y La Catedral Basílica de Salta y los edificios que la rodean.

En el Cerro San Bernardo se construyeron 14 estaciones del Vía Crucis, recorrido que realizan los peregrinos el primer domingo de Mayo en el día de la Cruz. Símbolo de la fe católica que fue colocado en 1901 y dos años más tarde se emplazó un Cristo redentor.

Detrás de los miradores, el murmullo incesante de la cascada artificial recorre todo el paseo que invita a relajarse y mirar el paisaje, conocer Salta la linda desde otra perspectiva.

El Cerro San Bernardo, además de sus miradores hacia la ciudad, posee diversos servicios como baños, reloj de sol, monumentos, puestos de artesanías, etc.

Algo que no podría dejar de contarles si pasan por Salta Capital, es de La Casona del Molino. Es el rincón salteño donde se encuentran los amigos, las guitarras y los bombos para disfrutar de una verdadera peña, expresión de nuestras costumbres. Además, se cocinan las mejores empanadas que probé en mi vida. Queda solo a 5 km de Salta Capital, y a 8 km del Cerro San Bernardo.

 

Otros destinos dentro de Salta que son IMPERDIBLES, y sobre los cuales les puedo contar cómo recorrerlo en base a mis experiencias son: Iruya y San Isidro, Cafayate, Anfiteatro y Quebrada de las Flechas.

 

 

 

 

 

 

¡Viajen, y si es por Argentina mejor!

Compartir
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *