Tierra adentro, la Historia de Lorenza

Siempre fui un apasionado de las historias de vida de las personas, de los testimonios.
La gente mayor, por el solo hecho de haber andado tanto, tienen mucho que contar, es por eso que les tengo un enorme respeto.
Sumado a esto está la mujer, a quien le tengo una gigante admiración.
Para mí, nosotros los hombres, jamás vamos a estar a la altura de las mujeres y por ende, ellas tampoco, es que son personas tanto tantísimo superiores a nosotros.

Desde pequeñas las mujeres tienen ese talento innato de ver todo desde otra perspectiva, son más inteligentes, el hombre empieza a entender el juego pasado los 30 con suerte, cuando la mujer a los 20 o antes, ya lo entendió todo.
Podría dedicarme horas y horas en escribir la cantidad de atributos y cosas extraordinarias que tienen las mujeres, pero creo, ya fui claro.

Lorenza, la historia de hoy, fue declarada MUJER DE CATAMARCA, se dice que es la última Diaguita, una tribu indígena, ubicada en el Noroeste Argentino. Según me contaron, hay varias familias desparramadas, no tengo el dato preciso.
Lorenza vivió, como cuenta ella misma, toda su vida en la montaña.

No es “una pobrecita mujer”, es, como ella misma afirma, una fiera y muy pero muy guapa.
Lorenza es un baluarte, cariñosa, muy charleta, lúcida y la tiene clarísima, no tiene un pizca de locura, por el contrario, es muy pura… hace mucho tiempo no veo tanta pureza…

Ni bien llegue me abrazo y me tomo de su mano durante toda la tarde.
Tengo 3 hs. De grabación de esa visita.

Lorenza me demostró y afirmo todo lo que dije al comienzo de este relato, y me hizo entender que lo que hago, lo tengo q seguir haciendo durante toda mi vida… compartir testimonios, míos y de otras personas.

Cuando me propuse documentar Argentina, pensé en ir hasta el último rincón para encontrar estas cosas, es por eso que el documental se llama “Argentina Sin Atajos”.
Qué milagro para el hombre son las mujeres.

Compartir
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *